Inicio Jurisprudencia Concubinato - separación de hecho
Banner
 

Concubinato - separación de hecho

Voces: SEPARACIÓN DE HECHO - CONCUBINATO - LEGADO - BENEFICIOS PREVISIONALES - PENSIONES - PENSIÓN POR FALLECIMIENTO DEL CONVIVIENTE -
Partes: Gasan, Eduviges Ramona c/ Anses s/ pensiones
Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación
Fecha: 21/2/2006
Cita: MJJ6914

Jurisprudencia Relacionada
Z., L. I. c/ ANSeS
Galván, Isabel Blanca c/ ANSeS
Zapata, Lucrecia Isolina c/ ANSeS



Sumario
1.-Corresponde declarar procedente el recurso ordinario de la demandada, revocar la sentencia apelada que otorgó la pensión y rechazar la demanda atento que la actora no ha logrado demostrar que convivió en aparente matrimonio con el difunto durante los cinco años que exige la ley. La circunstancia de que durante el tiempo en que convivieron, el causante hubiera legado a la actora sus bienes muebles y personales así como su seguro de vida, no obsta a la modificación de la sentencia pues tal comportamiento no determina la adquisición de derecho alguno correspondiente a los beneficios de la seguridad social.

2.-En el caso que el causante se encontrara separado de hecho de su segunda mujer, el plazo de convivencia en aparente matrimonio para que la actora tenga derecho a la pensión, debió extenderse a cinco años –art. 1, ap. 1, 1er. párrafo de la ley nacional 23.570- atento que el matrimonio anterior no resulta susceptible de impugnación y máxime cuando la cónyuge supérstite se encuentra actualmente percibiendo la pensión del de cujus, por lo que corresponde revocar la sentencia apelada que otorgó la pensión a la actora con sólo tener acreditados tres años de convivencia con el difunto y por tanto, rechazar la demanda.


Fallo
Corte Suprema de Justicia de la Nación

Buenos Aires, 21 de febrero de 2006.

Vistos los autos: “Gasan, Eduviges Ramona c/ ANSeS s/ pensiones”.

Considerando:

1°) Que contra la sentencia de la Sala III de la Cámara Federal de la Seguridad Social que confirmó el fallo de la instancia anterior que había admitido la demanda y reconocido el derecho de la actora al beneficio de pensión derivado de la muerte de su conviviente, la ANSeS dedujo recurso ordinario de apelación que fue concedido de conformidad con lo dispuesto por el art. 19 de la ley 24.463.

2°) Que la recurrente se agravia de que las instancias anteriores no hayan tenido en cuenta que el causante había contraído nuevas nupcias en el Paraguay después de haberse divorciado de su primera esposa por el art. 67 bis de la ley 2393. Aduce que tal circunstancia era decisiva para la resolución del caso, ya que el plazo de convivencia en aparente matrimonio debía extenderse a cinco años porque el difunto se encontraba separado de hecho de su segunda mujer (art. 1°, ap. 1, primer párrafo, ley 23.570).

3°) Que asiste razón al apelante pues los tribunales intervinientes consideraron que sólo debían probarse dos años de convivencia, sin advertir que el matrimonio celebrado en el extranjero no resultaba al presente susceptible de impugnación (véase causa Z.153.XXXVIII "Zapata, Lucrecia Isolina c/ ANSeS s/ pensiones”, votos de la mayoría y concurrentes, fallada con fecha 16 de agosto de 2005), máxime cuando la cónyuge supérstite se encuentra actualmente percibiendo la pensión del de cujus (fs. 12/13 y 15 del expediente administrativo 753-00269559-08 y 18 del expediente 024- 270135741252971).

4°) Que la actora no ha logrado demostrar que convivió en aparente matrimonio con el difunto durante los cinco años que exige la ley. Surge del expediente que el causante murió cuatro años después de haber obtenido su jubilación ordinaria, época en la que vivía "prácticamente solo" en un inquilinato sito en la calle Santa Catalina 2741 de la ciudad de Posadas, según lo declarado por la propia interesada, quien manifestó que en ese tiempo su madre se oponía a la relación. Tales aspectos se encuentran respaldados por los recibos de haberes del beneficiario en los que consta dicho domicilio (fs. 36/44, 46/55, 62 y 68 del expediente administrativo 753?0027810?8).

5°) Que los testigos estuvieron contestes en afirmar que la relación databa de 1987, pero que el concubinato se había desarrollado en la casa situada en San Martín 3066, lugar al que se mudaron tres años antes del deceso según lo manifestado tanto por la actora como por los vecinos, tiempo que resulta insuficiente a los efectos de obtener la pensión respectiva (confr. fs. 58, 59 vta., 60 vta., 65, 68/69 de las actuaciones administrativas mencionadas, y 78 y 94 del principal).

6°) Que no obsta a lo expresado la circunstancia de que durante el tiempo en que convivieron el causante hubiera legado a la actora sus bienes muebles y personales, así como su seguro de vida, pues tal comportamiento no determina la adquisición de derecho alguno correspondiente a los beneficios de la seguridad social, por lo que procede revocar las sentencias que otorgaron la pensión y rechazar la demanda.

Por ello, el Tribunal resuelve: Declarar procedente el

recurso ordinario de la demandada, revocar la sentencia apelada y rechazar la demanda. Notifíquese y devuélvase. ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI — ELENA I. HIGHTON DE NOLASCO — JUAN CARLOS MAQUEDA — RICARDO LUIS LORENZETTI — CARMEN M. ARGIBAY.

ES COPIA



Recurso ordinario interpuesto por la Administración Nacional de la Seguridad Social, representada por el Dr. Víctor Mendoza

Traslado contestado por Eduviges Ramona Gasan, representada por el Dr. Rubén Ignacio López.

Tribunal de origen: Sala III de la Cámara Federal de la Seguridad Social.

Tribunales que intervinieron con anterioridad: Juzgado Federal de Primera Instancia de Posadas, Provincia de Misiones.


Fuente Microjuris