Inicio El Fallo de Hoy Se declaró procedente la demanda de los actores en cuanto al reajuste de la indemnización por retiro voluntario por el rubro compensación por exceso en la jornada de trabajo insalubre.
Banner
 

 

Rojas Jorge Francisco y otros c/ Dirección General de Fabricaciones Militares

 

Se declaró procedente la demanda de los actores en cuanto al reajuste de la indemnización por retiro voluntario por el rubro compensación por exceso en la jornada de trabajo insalubre.

Sumario:

1.-Corresponde declarar procedente la demanda de los actores en cuanto al reajuste de la indemnización por retiro voluntario -por el rubro compensación por exceso en la jornada de trabajo insalubre-, toda vez que la demandada, en su contestación, si bien efectuó una negativa genérica de que aquéllos hubieran siempre trabajado una jornada normal, habitual y permanente de 48 horas semanales, luego reconoció expresamente que los operarios en general cumplían una prestación de cuarenta y ocho horas semanales y de doscientas horas mensuales como horario regular y permanente. En tales condiciones, y conforme a los principios que emanan del derecho laboral, aplicables al caso en examen, corresponde tener por cierto el lapso de duración de la jornada de trabajo denunciado en la demanda y, en consecuencia, concluir en que las horas trabajadas a partir de las 36 horas deben ser consideradas horas extraordinarias en los términos del artículo 48 de las normas reglamentarias del Estatuto para el Personal Civil.

2.-Corresponde declarar procedente la demanda de los actores en cuanto al reajuste de la indemnización por retiro voluntario -por el rubro compensación por exceso en la jornada de trabajo insalubre-, toda vez que la base de cálculo de la indemnización por retiro voluntario debía ser la última remuneración normal, habitual y permanente del agente (inciso a, punto 4, de la resolución 522/92, modificado por el artículo 1º de la resolución 895/92, también del Ministerio de Defensa). Y, si bien el artículo 47 de las normas reglamentarias del EPC no menciona a las horas extras entre los rubros que han de ser considerados como retribución regular y permanente, dichas horas tampoco se encuentran expresamente contempladas en el inciso d) del aludido artículo como remuneración accidental. En consecuencia, cabe inferir que las horas que fueron trabajadas en exceso de la jornada normal deben calificarse de habituales y permanentes y que corresponde computarlas dentro del último haber mensual, que habrá de ser considerado a los fines de la indemnización por retiro voluntario, y también incluirlas en la base para el cálculo de otros suplementos remunerativos.

Fallo:

En Buenos Aires, a los 11 días del mes de junio de dos mil nueve, reunidos en acuerdo los Señores Jueces de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, Dra. Marta Herrera y Dr. Carlos Manuel Grecco -quien integra el Tribunal en los términos de la acordada 1/08- para conocer del recurso interpuesto en autos "Rojas, Jorge Francisco y otros c/ Dirección General de Fabricaciones Militares s/ empleo público", respecto de la sentencia obrante a fs. 172/175 vta., el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

El doctor Carlos Manuel Grecco dijo:

I. La señora juez de primera instancia rechazó la demanda interpuesta por los actores contra el Estado Nacional, Dirección General de Fabricaciones Militares, a fin de obtener el cobro de las diferencias entre los importes que efectivamente percibieron, en concepto de indemnización por retiro voluntario establecida en los decretos 162/92 y 287/92, adecuados para el Establecimiento Altos Hornos Zapla por las resoluciones del Ministerio de Defensa 521/92, 522/92, 895/92 y 974/92, y lo que hubieran debido percibir si sus últimos sueldos hubieran sido correctamente liquidados.

Impuso las costas a los actores vencidos y reguló los honorarios de las letradas de la demandada y de la perito contadora.

II. Para resolver de ese modo, consideró que la última remuneración de los actores había sido bien liquidada, ya que no se encontraba probado que a los actores les hubiera correspondido percibir los conceptos: (i) "renta horario" -por no haberse acreditado que cumplieran horario de trabajo discontinuo-; (ii) "renta mayor horario" -en atención a que del dictamen pericial surgía que se desempeñaban bajo un régimen laboral jornalizado-; (iii) "trabajo insalubre" -por entender que, si bien la pericia de fs. 125/128 vta.daba cuenta de que los actores Rojas, Aguilar y Flores prestaban tareas de carácter insalubre al momento de la baja, de los elementos acompañados no surgía fehacientemente la cantidad de horas diarias que trabajaban-; y (iv) "asignación sustitutiva de refrigerio" -en atención que ella no existía como un rubro autónomo susceptible de liquidación individual al momento de la última remuneración percibida por los actores.

III. Los actores apelaron la sentencia a fs. 177, y expresaron sus agravios a fs. 140/141. Las letradas de la parte demandada, a su vez, apelaron la regulación de honorarios a fs. 181. El traslado de las presentaciones no fue contestado.

IV. La parte actora se agravia de que la señora magistrada haya denegado el pago de las diferencias reclamadas en concepto de horas extras por "exceso de jornada insalubre" y su cómputo acumulativo en la base de cálculo de los otros suplementos remunerativos, con fundamento en que no estaba acreditada la cantidad de horas que trabajaban los actores en forma normal y habitual.

Sostiene que el criterio es equivocado y que se contradice con las constancias de autos. Al respecto, señala que:

a) no fue controvertido que todas las tareas que se desarrollaban en Altos Hornos Zapla eran insalubres; la parte demandada no había negado ese hecho en su contestación. Más aún, en la certificación de servicios que el organismo demandado hizo como empleador de los demandantes consta que dichos trabajos eran "insalubres", salvo para el actor Soria según informa la perito contadora a fs. 128, en dictamen que no fue impugnado.

b) contrariamente a lo sostenido en el fallo recurrido, está también plenamente probado en autos que los actores cumplían en forma habitual y permanente una jornada de ocho horas diarias, excediendo en dos horas la máxima permitida para el trabajo insalubre.El hecho fue reconocido expresamente por la demandada al expresar textualmente, en su contestación de demanda, que ".Los operarios en general cumplían una prestación de 48 horas semanales y de 200 horas mensuales como horario regular y permanente" (ver fs. 65/67). En el mismo sentido, la perito contadora informó -a fs. 125 vta.- que los actores trabajaban como mínimo 200 horas mensuales, lo cual equivale a cumplir una jornada de ocho horas diarias (8 horas diarias x 25 días = 200 horas por mes). Por todo ello, correspondía a los actores el pago de una compensación por ese exceso en la jornada laboral, la que también constituía una asignación habitual y permanente.

V. Respecto de la cuestión planteada cabe señalar -tal como lo hizo la señora juez de grado- que el peritaje practicado en autos -no impugnado por las partes- da cuenta de que, a la fecha de su egreso, las tareas desempeñadas por los actores Rojas, Aguilar y Flores estaban calificadas como insalubres, circunstancia que no concurría respecto del coactor Soria (confr. la respuesta al punto 3, fs. 126). Por ende, la jornada normal de labor de los mencionados Rojas, Aguilar y Flores no podían superar las 36 horas semanales.

Los actores sostienen que cumplían una jornada de trabajo normal y habitual de 8 horas diarias o 48 horas semanales. La demandada, en su contestación de fs.65/69, si bien efectuó una negativa genérica de que aquéllos hubieran siempre trabajado una jornada normal, habitual y permanente de 48 horas semanales, luego reconoció expresamente que "los operarios en general cumplían una prestación de cuarenta y ocho horas semanales y de doscientas horas mensuales como horario regular y permanente".

Asimismo, en el informe pericial contable la experta manifestó que en los legajos que le exhibieron sólo figuraba la foja de Actividad Anual o Fichas de Presentismo con descripción de días y meses; y que constaba al final de cada mes de dicha foja la cantidad de 200 horas que indicarían las horas trabajadas o que deberían trabajar como mínimo (ver fs. 125 vta.).

En tales condiciones, y conforme a los principios que emanan del derecho laboral, aplicables al caso en examen, respecto de los actores Rojas, Aguilar y Flores corresponde tener por cierto el lapso de duración de la jornada de trabajo denunciado en la demanda y, en consecuencia, concluir en que las horas trabajadas a partir de las 36 deben ser consideradas horas extraordinarias en los términos del artículo 48 de las normas reglamentarias del Estatuto para el Personal Civil.

Asimismo, cabe poner de relieve que la base de cálculo de la indemnización por retiro voluntario debía ser la última remuneración normal, habitual y permanente del agente (inciso a, punto 4, de la resolución 522/92, modificado por el artículo 1º de la resolución 895/92, también del Ministerio de Defensa).

Y, si bien el artículo 47 de las normas reglamentarias del EPC no menciona a las horas extras entre los rubros que han de ser considerados como retribución regular y permanente, dichas horas tampoco se encuentran expresamente contempladas en el inciso d) del aludido artículo como remuneración accidental.En consecuencia, teniendo en cuenta las normas reseñadas y la prueba producida, cabe inferir que las horas que fueron trabajadas por los mencionados actores en exceso de la jornada normal deben calificarse, por los menos, de habituales y permanentes y que corresponde computarlas dentro del último haber mensual, que habrá de ser considerado a los fines de la indemnización por retiro voluntario, y también incluirlas en la base para el cálculo de otros suplementos remunerativos.

VI. Las sumas reconocidas se encuentran consolidadas en los términos de la ley 25.344 , y generarán intereses desde que son debidas y hasta la fecha de corte de la citada ley (31/12/1999) a la tasa pasiva promedio que publica el BCRA (comunicación "RF" 14.290) y de allí en adelante los correspondientes a la consolidación.

VII. Atento al resultado propuesto, las costas de primera instancia deberán correr en el orden causado (conf. art. 71 CPCCN), y las de la alzada se impondrán a la parte demandada, que fue vencida (art. 68, 1º parte CPCCN).

VIII. En atención al modo en que se resuelve el fondo de la cuestión, como asimismo a la forma en que se distribuyen las costas, no corresponde tratar el recurso interpuesto contra la regulación de los honorarios, debiendo la juez de grado readecuar los emolumentos fijados.

IX. Por las razones expuestas, propongo: 1) Revocar en parte la sentencia apelada y declarar procedente la demanda de los actores Rojas, Aguilar y Flores en cuanto al reajuste de la indemnización por retiro voluntario por el rubro compensación por exceso en la jornada de trabajo insalubre. 2) Imponer las costas de primera instancia por su orden y las de la alzada a la demandada.

La doctora Marta Herrera dijo que adhiere al voto del doctor Carlos Manuel Grecco.

En virtud del resultado que instruye el acuerdo que antecede, el Tribunal RESUELVE: 1) Revocar en parte la sentencia apelada y declarar procedente la demanda de los actores Rojas, Aguilar y Flores en cuanto al reajuste de la indemnización por retiro voluntario por el rubro compensación por exceso en la jornada de trabajo insalubre. 2) Imponer las costas de primera instancia por su orden y las de la alzada a la demandada.

Se deja constancia que la vocalía nº 5 se encuentra vacante.

Regístrese, notifíquese, hágase saber la vigencia de la Acordada CSJN nº 04/07 . Oportunamente, devuélvase.

MARTA HERRERA

CARLOS MANUEL GRECCO

ANTE MI

CARLOS JOSE MASSIA

SECRETARIO DE CAMARA